Accés al contingut Accés al menú de la secció
 

Pueblos

Viñedos, olivos, fruta dulce, acantilados, pueblos tradicionales, de carácter tranquilo y encantador, calles estrechas y empedradas, iglesias y campanarios que sobresalen del paisaje humano rico en tradiciones y costumbres hacen de El Priorat, y, más concretamente, de los pueblos que constituyen el Parque Natural de Montsant, una tierra que se hace querer. 


La Morera de Montsant - Escaladei

La Morera de Montsant
Autor: Biel Roig Zàrate
Escaladei
Autor: Arxiu del Parc

Pueblo pequeño y acogedor situado en el mismo pie de Montsant, con una gran variedad de pasos de ascensión a la sierra Major: el grau de Salfores, el camino de Montsant (o grau de la Grallera), el grau del Espinós, el grau del Agnet, el grau de los Barrots, el grau del Carrasclet y el grau del Carabassal, que ofrecen al visitante una visión paisajística de El Priorat. Hay que tener en cuenta que los tres últimos graus no son recomendables para personas con vértigo y acaban con ayudas técnicas clavadas en la roca. En La Morera se sitúa la vía ferrata de Montsant, a medio camino del grau de Salfores; es necesario ir equipado e informarse bien antes de hacerla.

Es muy aconsejable pasear por las calles de la antigua ciudad de origen árabe y contemplar las diversas fachadas hechas de piedra. Cabe destacar la fachada románica de la iglesia, el mas de Sant Blai (antiguo monasterio de Bonrepòs) y la ermita de la Virgen de Montsant. El pueblo acoge el Centro de Interpretación y Sede del Parque Natural de la Sierra de Montsant.

A 5 km, encontramos Escaladei, donde se ubica la cartuja de Santa María de Escaladei, uno de los monumentos nacionales más significativos de Cataluña, primera cartuja de la Península Ibérica, fundada en 1194. El actual núcleo habitado es de mediados del siglo XIX, construido alrededor de la antigua residencia del procurador de la cartuja, siendo la finca agrícola del monasterio.  Desde la cartuja de Escaladei se puede acceder a los graus del Caixer, la Enderrocada y la Escletxa. Este último era utilizado por los monjes para acceder a las partes altas de Montsant, donde dejaron su huella con una escalera y una pila de agua bendita excavada en la roca.

 

Cabacés

Cabacés
Autora: Judith Sabater Vilella

Situado a poniente de la comarca, es atravesado de norte a sur por el río Montsant, que divide el territorio en dos zonas desiguales. La más extensa se extiende por los últimos contrafuertes occidentales de la sierra de Montsant, y la otra sube por las laderas orientales de una serie de sierras, consideradas las últimas derivaciones meridionales de la sierra de la Llena.

Cabacés transpira agua abundante por sus calles, fuentes y ermitas. Sobre el río Montsant hay un puente de piedra, con un gran arco central y dos laterales, una obra medieval propia de un camino importante y que la tradición ha querido atribuir a los romanos. En el interior del pueblo se encuentra la capilla de Sant Joan, el museo de Miquel Montagut y ya en el interior de Montsant, las ermitas de Sant Roc y de la Foia.

Para el caminante, la población es punto de partida de caminos tradicionales que unían a sus habitantes con las poblaciones vecinas, como el camino a Margalef, el camino real en la Vilella Baixa y el camino de los Cartoixans hacia Escaladei. También se puede disfrutar de caminos dentro del mismo término municipal, como el de la Acequia, el camino viejo de la Foia y el camino a la sierra de Solans - les Pinedes. Para acceder a la sierra Major, punto culminante de Montsant, encontramos el paso de la Boca de l'Infern, desde la ermita de la Foia.

 

Ulldemolins

Ulldemolins
Autor: Biel Roig Zàrate

El término municipal de Ulldemolins se extiende hacia el sector más septentrional de la comarca en la falda de Montsant, formando un valle conocido como el valle del Silenci. En su término podemos localizar varias ermitas de interés arquitectónico, histórico y legendario. La más antigua es la de Sant Bartomeu, datada del siglo XII y situada en el desfiladero de Fraguerau, un lugar de belleza singular atravesado por el río Montsant.

También cabe destacar la ermita de Sant Antoni de Pàdua y la ermita de Santa Magdalena. En el mismo municipio podemos encontrar la iglesia parroquial de Sant Jaume, y a la salida del pueblo encontramos el santuario de Loreto, edificio de estilo neoclásico.

Los accesos al interior de Montsant son: el grau de la Cova del Corb, grau de la Roca del Llençol, grau del Pi de la Carabasseta, grau del Llop, grau de la Cornereda y el desfiladero de Fraguerau.

 

Cornudella de Montsant - Albarca

Cornudella de Montsant
Autor: Biel Roig Zàrate
Albarca
Autor: Biel Roig Zàrate

El pueblo de Cornudella de Montsant se encuentra situado en el valle alto del río de Siurana, entre los macizos de Montsant, a poniente, y las montañas de Prades, a levante, unidos por el puerto de Albarca, punto de partida de muchas excursiones. Cabe destacar la ermita de Sant Joan del Codolar, ubicada en las laderas meridionales de la sierra de Montsant y en la cabecera del barranco de Sant Joan. También tiene pasos de ascensión en Montsant como, por ejemplo, el grau del Tomaset o camino de Montsant, el grau de Montserrat, el grau de los Tres Esglaons y el grau de Sant Joan. El de los Tres Esglaons contiene pasos con ayudas técnicas para superar la verticalidad.
Cornudella comprende, además del propio pueblo, dos núcleos agregados de población, Albarca y Siurana.

El pueblo de Albarca conserva todo el encanto de tiempos pasados; destaca el ábside románico de su iglesia y tres tumbas antropomórficas medievales excavadas en la roca en el interior del bosque de la Devesa, espacio de singular belleza. 

Desde el pueblo se pueden realizar múltiples excursiones, así como llegar a la ermita de la Virgen e iniciar el itinerario del camino de los Cartoixans. Los pasos de acceso a la sierra son el grau Gran, el grau de la Mare de Déu y el grau del Belart.

 

La Vilella Alta

La Vilella Alta
Autor: Biel Roig Zàrate

Pequeño municipio elevado sobre una colina en el valle que configura el riachuelo de Escaladei, hasta poco antes de su confluencia con el río Montsant. A la derecha del río, se alzan los riscos de los Montalts, que ofrecen al visitante una panorámica de la falda de Montsant y del valle. Para acceder a él, los graus de La Vilella y de la Guineu.

Del interior del pueblo hay que destacar la iglesia parroquial de Santa Llúcia, que data de segunda mitad del siglo XVIII, de estilo neoclásico abarrocado.

 

La Vilella Baixa

La Vilella Baixa
Autor: Biel Roig Zàrate

Pueblo encantador situado justo en el valle del río Montsant.  Forma un conjunto arquitectónico notable y de gran interés pintoresco, lleno de sabor medieval. Las calles empinadas de poca anchura y los edificios singulares dan fe de ello. Es conocida como el New York de El Priorat, por la altura de sus casas. El edificio más notable es la iglesia parroquial de Sant Joan Baptista, de estilo neoclásico abarrocado. Cabe destacar tmbién los diferentes senderos que suben hacia La Figuera, el camino real de La Vilella Baixa en Cabacés y el grau de los Bous y el del camino del Coll Empedrat, que acceden a la sierra de Montsant y al itinerario de piedra seca de los Montalts.

Pueblo encantador situado justo en el valle del río Montsant.Forma un conjunt arquitectònic notable i de gran interès pintoresc, ple de regust medieval.Forma un conjunto arquitectónico notable y de gran interés pintoresco, lleno de sabor medieval.Els carrers costeruts de poca amplada i els edificis singulars en donen fe.És coneguda com el New York del Priorat, per l'alçada de les seves cases.Las calles empinadas de poca anchura y los edificios singulares dan fe de ello.Es conocida como el New York de El Priorat, por la altura de sus casas.L'edifici més notable és l'església parroquial de Sant Joan Baptista, d'estil neoclàssic abarrocat.El edificio más notable es la iglesia parroquial de Sant Joan Baptista, de estilo neoclásico abarrocado.També cal destacar els diferents senders que s'enfilen cap a la Figuera, el camí ral de la Vilella Baixa a Cabacés i el grau dels Bous i el del camí del Coll Empedrat, que accedeixen a la serra de Montsant ia l'itinerari de pedra seca dels Montalts.Cabe destacar tmbién los diferentes senderos que suben hacia La Figuera, el camino real de La Vilella Baixa en Cabacés y el grau de los Bous y el del camino del Coll Empedrat, que acceden a la sierra de Montsant y al itinerario de piedra seca de los Montalts.

 

La Bisbal de Falset

La Bisbal de Falset
Autor: Biel Roig Zàrate

Es un pequeño pueblo situado en el valle del río Montsant, que separa los últimos contrafuertes occidentales de la sierra de la Llena. Olivos, melocotoneros y almendros son el rasgo característico del paisaje de este pequeño pueblo, donde el aceite sigue siendo la base de la economía local. El pueblo de La Bisbal de Falset se encuentra pegado a la montaña, y está formado por un paisaje eminentemente agrícola entre grutas y formaciones rocosas.

Destaca por varias casas, la mayoría del siglo XIX, y la iglesia parroquial de la Nativitat de la Mare de Déu, de finales del siglo XVIII, de estilo neoclásico con algunos elementos barrocos. Cerca del pueblo podemos encontrar una cueva donde se veneraba a santa Lucía, que funcionó como hospital militar en 1938.

Para acceder al interior del parque encontramos el camino de Coll de Manxa y el camino del barranco de Colls Baixos.

 

La Figuera

La Figuera
Autor: Biel Roig Zàrate

Pueblo elevado a la derecha del río Montsant, en el territorio montañoso que separa las cuencas del río Montsant de las del río de Siurana y el Ebro, con los riscos del cerro de Guixar, en el extremo de levante, y el punto culminante del cerro de Sant Pau, al norte.  El pueblo de La Figuera se encuentra en un lugar elevado y de buena visibilidad, desde el cual se pueden visualizar siete provincias (Tarragona, Lleida, Barcelona, Huesca, Zaragoza, Teruel y Castellón), y ofrece una visión panorámica de la sierra de Montsant.

Cabe destacar la iglesia parroquial de Sant Martí, con elementos barroquitzats del siglo XVIII y la ermita de Sant Pau. 

 

Margalef

Margalef
Autor: Biel Roig Zàrate

En el extremo noroeste de la comarca de El Priorat, en contacto con La Ribera d'Ebre y Les Garrigues, se encuentra situado en el noroeste de Montsant, en el valle del río del mismo nombre y separado del río por la carretera. Muchas casas del pueblo reposan sobre inmensas rocas conglomeradas, abundantes en este lugar. El territorio, accidentado, da lugar a la existencia de cuevas, simas y grutas, muy visitadas por los excursionistas.

De este pueblo encantador destaca la iglesia de Sant Miquel, aferrada a la roca, de estilo neoclásico del siglo XVIII.

El municipio forma el eje del río Montsant, que atraviesa el territorio de noreste a noroeste formando un desfiladero estrecho y abrupto entre las vertientes meridionales de la sierra de la Llena y las septentrionales del macizo de Montsant. Desde la orilla izquierda del río bajan los barrancos de Sant Salvador, de la Coma Negra, de la Coma Closa o el de la Taverna, donde abundan fuentes, grutas, cuevas y simas (como las cinco simas del Auferí y la cueva de la Taverna, que destacan por la gran riqueza y abundancia de restos del paleolítico, cuyo ejemplo más paradigmático y representativo es el grabado del ciervo de la Taverna). Destaca también la ermita de Sant Salvador de Margalef, construida en el siglo XVI.

En el pueblo se puede visitar el Molino del Aceite (centro de interpretación del aceite y las economías productivas de Montsant), punto de información del parque natural.

 
Fecha de actualización: 30.11.2015