Accés al contingut Accés al menú de la secció
Parques de Cataluña  > El Parque Natural de Montsant ...
 
Martes, 06 de noviembre de 2018

El Parque Natural de Montsant reintroduce más de un centenar de tortugas mediterraneas

En colaboración con el Centro de Recuperación de Anfibios y Reptiles de Cataluña (CRARC) y el Gobierno de las Islas Baleares, se han liberado nuevos ejemplares criados en el centro de recuperación de fauna salvaje GOB Menorca, en el marco del programa de reintroducción de este reptil que, desde 2005, ya ha reintroducido más de 4.000 tortugas.


Tortuga mediterrània

El Parque Natural de Montsant ha liberado más de un centenar de tortugas mediterráneas (Testudo hermanni hermanni) en el marco del programa de reintroducción de esta especie en el Parque, en marcha desde 2005 con la colaboración del Centro de Recuperación de anfibios y Reptiles de Cataluña (CRARC) y el apoyo de la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Territorio del Gobierno de las Islas Baleares.

El objetivo es conseguir una población estable y viable en el Parque, de entre 10.000 y 20.000 ejemplares de tortuga mediterránea. Se trata de una especie altamente amenazada por la pérdida de hábitats que en la Península Ibérica sólo se encuentra en Cataluña y Valencia. Hasta ahora, en el marco de este programa de reintroducción han liberado en el parque cerca de 4.000 tortugas. La última vez, hace un año, se liberaron cerca de una cincuentena.

Las tortugas que hoy se han liberado son ejemplares adultos entre 30 y 60 años. La mayoría han sido cedidas por el centro de recuperación de fauna salvaje GOB Menorca en el marco de la colaboración vigente con el Parque Natural de Montsant. Las otras tortugas que se han soltado provienen del Centro de Recuperación de Anfibios y Reptiles de Cataluña (CRARC).

Para facilitar su seguimiento, todos los ejemplares se podrán identificar mediante un código y fotografías que muestran los dibujos de la cáscara de cada ejemplar que son exclusivos para cada individuo e inalterables en edad adulta.

Una especie amenazada 

La tortuga mediterránea tiene una de las distribuciones geográficas más reducidas de Europa Occidental, con pocas poblaciones y pocos ejemplares. En todo el Estado, sólo vive en Cataluña, las Islas Baleares y Valencia.

La especie está gravemente amenazada de extinción a consecuencia de la destrucción de su hábitat por incendios forestales, sobre todo, y por la captura ilegal para ser destinadas al mercado de mascotas.

Su futuro en Cataluña pasa por la conservación de la única población natural presente en el Paraje Natural de la Albera y por la creación de nuevas poblaciones dentro del área de distribución histórica y potencial de la especie, con el objetivo de establecer una red de espacios que le sirvan de refugio.