Accés al contingut Accés al menú de la secció
Parques de Cataluña  > El Montsant, primer espacio ...
 
Miércoles, 24 de octubre de 2018

El Montsant, primer espacio catalán con doble protección de la calidad lumínica y acústica

El consejero Calvet entregó los certificados de zona tranquila y con cielo nocturno de calidad al Parque Natural y a 12 municipios de su zona de influencia. La certificación es una oportunidad para captar un turismo sostenible interesado por la tranquilidad, la escucha de la naturaleza y la observación del firmamento, y permite tener una oferta complementaria no estacional a los muchos atractivos turísticos de la zona. Territorio y Sostenibilidad aprobará próximamente una convocatoria de subvenciones de mejora del alumbrado exterior municipal que prioriza las actuaciones en zonas protegidas.


Logotip certificació

El consejero de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet, entregó el pasado viernes en la sede del Parque Natural de la Sierra de Montsant el certificado de zona tranquila y con cielo nocturno de calidad en el Parque Natural ya 12 municipios de su entorno: La Bisbal de Falset, Cabacés, Cornudella de Montsant, La Figuera, Gratallops, Margalef, La Morera de Montsant, Poboleda, Torroja del Priorat, Ulldemolins, La Vilella Alta y La Vilella Baixa, todos en el Priorat. Lo hizo después de firmar las resoluciones para declarar zona de especial protección de la calidad acústica (ZEPQA) y punto de referencia, cercano a áreas de valor astronómico o natural especial, el Parque y su área de influencia. Este es la primera vez en Cataluña que se declara la doble protección contra la contaminación acústica y lumínica.

El objetivo de la declaración de estas zonas de protección es múltiple:

  • Detectar zonas que mantienen unas condiciones de sonidos naturales o de bajos niveles de ruido o bien de oscuridad natural. 
  • Delimitarlas y preservarlas con una figura jurídica de protección.
  • Elaborar un plan de actuaciones que permita su conservación y, en su caso, la mejora de su ambiente acústico y lumínico. 
  • Señalizar y difundir la existencia de estas zonas y promover el disfrute.
  • Aprovechar estas zonas como elementos de sensibilización y educación ambiental.

El consejero Damià Calvet puso de relieve el atractivo turístico que suponen la oscuridad y la tranquilidad y valoró que "esta certificación da este valor añadido, que es turismo, economía y generación de empleo". Calvet explicó que "Cataluña ha sido siempre pionera" en cuanto a actuaciones para paliar la contaminación lumínica y, en esta línea, el Departamento abrirá próximamente una convocatoria de ayudas, por un valor total de 350.000 euros, "para ir sustituyendo las luminarias más tradicionales por luminarias más modernas con menos impacto en la biodiversidad y en la percepción del cielo".

La Diputación de Tarragona colabora y coordina proyectos de adecuación del alumbrado público municipal para minimizar las repercusiones ambientales y energéticas, garantizando su función lumínica. El Departamento de Territorio y Sostenibilidad tiene previsto abrir una línea de subvenciones para actuaciones municipales de mejora del alumbrado las próximas semanas que priorice todas las actuaciones que se lleven a cabo en una zona protegida.

El proyecto impulsará actuaciones de adecuación del alumbrado con la instalación de tecnología LED PC-Ámbar, de tonalidad anaranjada, que permite ahorros de energía de entre el 30% y el 70%, y la reducción de más de un 80% de la luz emitida hacia el cielo.

Preservar la oscuridad del cielo
Los puntos de referencia son puntos de un singular valor astronómico o natural en los que se aumenta la protección contra la contaminación lumínica para dotarlos de una protección especial. La resolución del consejero determina las características específicas que deben cumplir las instalaciones de iluminación situadas en este punto para garantizar que tanto el impacto ambiental como la afectación de los ecosistemas y la dispersión de la luz sean los mínimos posibles. Actualmente en Cataluña sólo existe otro punto de referencia, el Observatorio Astronómico del Montsec, con su área de influencia.

La figura del punto de referencia viene establecida por la Ley 6/2001, de 31 de mayo, de ordenación ambiental del alumbrado para la protección del medio nocturno.

Mejora del alumbrado
Hasta el momento, se ha identificado la zona de calidad acústica y lumínica, se ha delimitado el área objeto del proyecto y se ha realizado la tramitación administrativa para su protección. Los puntos de mayor calidad del cielo nocturno de la zona dan como resultado una oscuridad 40 veces superior a la de zonas urbanas como la de Tarragona, lo que permite ver miles de estrellas y la Vía Láctea en verano con total claridad. A partir de ahora, hay que llevar a la práctica el plan de actuaciones, que conllevará una mejora del alumbrado y el aumento de actividades de sensibilización y educación ambiental y de fomento del turismo sostenible.

La Diputación de Tarragona colabora y coordina proyectos de adecuación del alumbrado público municipal para minimizar las repercusiones ambientales y energéticas, garantizando su función lumínica. El Departamento de Territorio y Sostenibilidad tiene previsto abrir una línea de subvenciones para actuaciones municipales de mejora del alumbrado las próximas semanas que priorice todas las actuaciones que se lleven a cabo en una zona protegida.

El proyecto impulsará actuaciones de adecuación del alumbrado con la instalación de tecnología LED PC-Ámbar, de tonalidad anaranjada, que permite ahorros de energía de entre el 30% y el 70%, y la reducción de más de un 80% de la luz emitida hacia el cielo.

Mantener la tranquilidad
Dada la pequeña dimensión de los municipios que rodean el Parque, la Generalitat ha valorado que los núcleos urbanos de los municipios también cumplían las condiciones estrictas de zona tranquila que contempla la normativa, por lo que se ha declarando zona tranquila no sólo el Parque sino también los núcleos urbanos de los municipios del entorno.

La declaración de la zona de especial protección de la calidad acústica (ZEPQA) conlleva que tenga que cumplir con los siguientes requisitos:

No estar comprendida en zonas de ruido de infraestructuras existentes o proyectadas.
No sobrepasar entre las 8 y las 21 horas un valor límite de inmisión de 50 decibelios (dB) y, entre las 21 y las 8 horas, de 45dB.
En esta área se considera como valor límite de inmisión el valor del ruido de fondo o ambiental más 6dB. Los valores sólo se pueden sobrepasar en periodos especiales, como en el de la recogida de la avellana, la aceituna y la vendimia.

En Cataluña, las otras zonas declaradas como ZEPQA son un área de suelo no urbanizable del municipio de El Papiol (Barcelona) y cuatro más situadas en parques periurbanos de la ciudad de Barcelona.

La singularidad de Montsant
La Sierra de Montsant tiene una elevada diversidad biológica y escaso grado de artificialización, configura un paisaje singular y de gran valor que contiene especies vegetales de especial interés y se convierte al mismo tiempo una de las principales reservas de fauna de las sierras litorales mediterráneas. Aparte de sus cualidades naturales y paisajísticas, dispone de un patrimonio cultural testigo del empleo y de las actividades antropogénicas que se han desarrollado a lo largo de los siglos. El patrimonio inmaterial más destacable y que ha marcado con más profundidad la vida en la zona es el de la espiritualidad. El nombre de la cordillera, Montsant, también nos indica que la montaña ha sido, desde antiguo, un lugar de espiritualidad. Son testimonio de antiguos topónimos como Colldemònecs.

La tranquilidad y la oscuridad son valores ambientales intrínsecos del Parque a los que se les debe dar valor y que tienen una gran potencialidad de ser aprovechados como recurso de sensibilización ambiental y turístico.

Atracción del turismo sostenible
El proyecto es una oportunidad para captar un turismo sostenible interesado en la tranquilidad, la escucha de la naturaleza y la observación del firmamento. Permite tener una oferta complementaria y no estacional a los muchos atractivos turísticos de la zona. Además, se alinea perfectamente con la adhesión a la Carta Europea del Turismo Sostenible y otras iniciativas que tiene en marcha la comarca como la candidatura de paisaje cultural agrícola Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Gracias a la declaración, el Parque se puede situar en una posición referente entre los parques de Cataluña en términos de educación ambiental en materia de ruido y contaminación lumínica.

Coordinación interadministrativa 
El Parque Natural de la Sierra de Montsant es quien ha impulsado el proyecto y ha redactado el plan de actuaciones para la zona de protección. La Dirección General de Calidad Ambiental y Cambio Climático ha hecho la coordinación y ha realizado la campaña de mediciones para certificar las cualidades de tranquilidad y oscuridad natural, con la colaboración del personal del Parque, del Departamento de Meteorología y Astronomía de la Universidad de Barcelona, ​​y del Parque Astronómico del Montsec.

Para elaborar y tramitar el proyecto se ha trabajado conjuntamente con los ayuntamientos y la Diputación de Tarragona, que ha dado soporte técnico en la mejora del alumbrado y jurídico en la tramitación a los municipios. El Consejo Comarcal del Priorat ha dado apoyo logístico. Tres municipios que no forman parte del Parque se han añadido al proyecto: Gratallops, Poboleda y Torroja del Priorat.