Accés al contingut Accés al menú de la secció
Parques de Cataluña  > Humedales de flujo ...
 
Lunes, 12 de noviembre de 2018

Humedales de flujo subsuperficial vertical: nuevo sistema natural de depuración de aguas residuales en el refugio de Estany Llong del Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici

En el marco del sistema de gestión ambiental EMAS del Parque, se evalúa el impacto que generan las actividades que se llevan a cabo dentro del área protegida.


Foto
1. Antigua fosa, anulación del tercer compartimento y conducción hacia la nueva cámara sifón.
2. Interior de la cámara que funciona como sifón de impulsión de agua por gravedad.

 

Los refugios de montaña tienen un papel muy importante en la gestión del Parque. Así, uno de los impactos más directo y considerable es el vertido al medio de las aguas residuales provenientes de estas infraestructuras, especialmente de los sanitarios y la cocina. Cada año se realizan analíticas para el correcto seguimiento y control de los parámetros de vertido para cumplir los requisitos legales.

El sistema más común para depurar las aguas sucias es la construcción de una fosa séptica enterrada que, en el caso del refugio del Estany Llong, funciona con un separador de grasas, una arqueta de desbaste y tres compartimentos estancos, el último con un biofiltro

Ahora, se ha querido modificar el tratamiento añadiendo una última etapa en el proceso de depuración posterior a la fosa mediante un sistema natural que permita fijar el nitrógeno. Se trata de la construcción de unos humedales artificiales de flujo subsuperficial y flujo vertical con dos celdas idénticas que funcionan y se activan alternativamente. Este sistema es respetuoso con el entorno, se integra en el paisaje y no requiere energía.

El agua circula a través del lecho granular de forma intermitente y verticalmente, alternando períodos de carga y reposo. Predominan los procesos aeróbicos como la oxidación de la materia orgánica y la nitrificación. En esta fase se eliminan la gran mayoría de contaminantes presentes en el agua.

El año 2019 se ejecutará la última fase de plantación con especies autóctonas del Parque que acabará de completar el proceso de depuración y de mejorar su eficiencia.