Accés al contingut Accés al menú de la secció
Parques de Cataluña  > Recuperación de 1000 metros de ...
 
Jueves, 11 de octubre de 2018

Recuperación de 1000 metros de pared seca el PNZVG

Las construcciones de piedra seca son uno de los elementos vertebradores del paisaje del sector del Bosc de Tosca en el Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa. Piedra sobre piedra, el hombre ha modelado el terreno y la ha adaptado para sacar partido de sus recursos naturales, generando así un paisaje excepcional, con características únicas y de alto valor etnológico y constructivo. La construcción de piedra seca se basa en unos principios y unas técnicas sencillas, pero que hay que seguir al pie de la letra para hacer construcciones eficaces.


pedra_seca_JO3_250
Construïnt paret de pedra seca al PNGarrotxa.Foto: JMontserrat (CDPNGarrotxa)

El conocimiento y el trabajo de las técnicas más habituales de construcción y reparación de pared seca cada vez son más escasos y, por ello, hoy es habitual ver todo este patrimonio degradado y amenazado debido al abandono de su uso.

Además, desde el punto de vista de la mejora de la biodiversidad, la pérdida del biotopo de una pared seca también representa una disminución de refugios y zonas de cría muy utilizados tanto para la fauna: aves, mamíferos, reptiles, anfibios o invertebrados como por determinados vegetales rupícolas (especialmente interesantes para los líquenes y briófitos) que colonizan la pared y proporcionan un ambiente muy particular capaz de retener la humedad en épocas de sequía y mantener una temperatura más confortable para la fauna que hiberna.

Por eso desde el Parque Natural se está promoviendo la formación de constructores de pared seca y la restauración de este patrimonio y en el último año ya se ha recuperado casi un kilómetro de paredes secas y también se ha construido una barraca. Todo ello ha sido posible gracias al apoyo de los propietarios de las fincas, de la Agrupació Naturalista i Ecologista de la Garrotxa y de la Obra Social de La Caixa.