Accés al contingut Accés al menú de la secció
Parques de Cataluña  > El Parque Natural del Alt ...
 
Martes, 24 de abril de 2018

El Parque Natural del Alt Pirineu y Acció Escolta de Catalunya inician la recuperación del Mas de Llavaners

El Parque Natural del Alt Pirineu y la entidad Acció Escolta de Catalunya, conjuntamente con el Ayuntamiento de Soriguera, han promovido los primeros trabajos de mejora y adecuación de la finca pública de la Generalitat para destinarla a actividades de educación en el tiempo libre, a la vez que se compagina con el aprovechamiento para la ganadería extensiva


Taller de marquetería
Taller de marquetería con la brigada del PNAP
Mesa instalada
Mesa instalada en la zona de comedor
Actividad educativa
Parada itinerario educativo en el nogal de Llavaners

El Parque Natural del Alt Pirineu y la entidad Acció Escolta de Catalunya, conjuntamente con el Ayuntamiento de Soriguera, ha iniciado un proyecto de recuperación del espacio del Mas de Llavaners, una antigua casa forestal que hoy forma parte de una finca pública de 213 ha de superficie propiedad de la Generalitat de Cataluña. La intervención cuenta también con el visto bueno del Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación, que gestiona este monte, y los actuales beneficiarios del aprovechamiento de los prados de pasto.

Así, en el marco de las vacaciones escolares de primavera, una quincena de adolescentes de entre 15 y 18 años y sus responsables, miembros de la Agrupación Escolta Aldaia y el Grupo Scout Roland Philipps, ambos de Barcelona, ​​han llevado a cabo durante cinco días actuaciones sobre el terreno de mejora de la finca. Concretamente, el desbrozado y poda de la vegetación en los márgenes de los prados o la tala, desramado y tronzado de árboles de poco diámetro en la zona del antiguo vivero de pino silvestre (Pinus sylvestris) para hacer una zona de recreo. En este caso, además, se ha instalado una mesa con bancos construida por los jóvenes participantes con la ayuda de la brigada del Parque Natural, que ha impartido un taller de encajes de madera a partir de piezas prefabricadas. También se ha construido de nuevo un leñera para el secado de la madera cortada, se ha recuperado el abrevadero de la finca que estaba totalmente lleno de sedimentos, y se han realizado mejoras en el sistema de captación y canalización de agua. Los trabajos de mejora de la finca mediante voluntariado continuarán, con estancias de escoltas coordinadas con la entidad Acció Escolta de Catalunya. Así, hasta 2019, este espacio forestal acogerá actuaciones de educación ambiental y voluntariado con adolescentes. En esta línea, el Parque mantiene otros proyectos de voluntariado con adultos, tales como el Proyecto Bosques de Montaña.

Para llevar a cabo estos trabajos se ha dado previamente formación específica en el uso de cada herramienta -desde sierras y hachas a picos y azadas, la mayoría provistas por el Parque Natural- así como las recomendaciones generales de seguridad para los trabajos  de bosque. Además, el proyecto ha incorporado diversas actividades de educación ambiental orientadas a conocer las características naturales de la zona, como una ruta de interpretación por el robledal del valle de Siarb, prestando especial atención a los rastros de la fauna y la presencia de nidos de buitre y otras rapaces localizados en los riscos cercanos, así como al contraste entre estratos geológicos apreciables a un lado y al otro del río del Cantó, un testigo de los procesos tectónicos que originaron el macizo de los Pirineos. También se ha visitado el árbol monumental Noguer de Llavaners, para el que posteriormente se ha elaborado un cartel indicador. Además, se ha llevado a cabo una actividad de observación del cielo nocturno para reconocer las principales constelaciones visibles en esta época del año.

Acció Escolta de Catalunya es una de las tres asociaciones integrantes de la Federación Catalana de Escultismo y Guía (FCEG), que reúne a más de 20.000 niños, adolescentes y jóvenes en 200 grupos escoltas presentes en los pueblos y ciudades de todo el país. El proyecto del Mas de Llavaners ha permitido alcanzar diversos objetivos de aprendizaje, a partir del compromiso voluntario, desde el conocimiento del medio natural y del mundo de la ganadería extensiva de montaña hasta la adquisición de  técnicas manuales y de uso de herramientas forestales, así como las competencias transversales de trabajo en equipo, cooperación y servicio a la comunidad.