Accés al contingut Accés al menú de la secció
Parques de Cataluña  > Descubierto un nuevo conjunto ...
 
Jueves, 16 de noviembre de 2017

Descubierto un nuevo conjunto de pinturas rupestres en el Mas de Barberans, en el Parque Natural de Els Ports

El conjunto, con más de 8000 años de antigüedad, está formado por 69 figuras de estilo levantino o naturalista. De entre las diferentes figuras, destacan dos hileras de arqueros orientados a la izquierda y ala carrera, así como varios animales y huellas, que forman una posible escena de caza. Se ha implementado un sistema de cierre para garantizar la conservación de las pinturas frente a posibles agresiones y así regular el acceso a las pinturas. El Parque Natural de Els Ports ha colaborado retirando la vegetación del abrigo y de la zona de acceso.


Figures dels arquers en l'escena de cacera. Fot. Departament de Cultura

Ayer miércoles, en la delegación de los Servicios Territoriales en las Terres de l'Ebre del Departamento de Cultura, se presentaron las acciones llevadas a cabo en el plan integral de tratamiento de las pinturas rupestres de Cocó de la Gralla, que han permitido poner al descubierto este excepcional conjunto rupestre.

Las pinturas rupestres del Cocó de la Gralla, situadas en el Parque Natural de els Ports, fueron descubiertas por Domingo Ribas, vecino de Santa Bárbara. En 2014, se informó de su existencia en el Servicio de Arqueología y Paleontología del Departamento de Cultura, que confirmó su autenticidad e inició la redacción del plan integral de recuperación del conjunto pictórico.

El conjunto pictórico se encuentra en el barranco de Montpou, en el término municipal de Mas de Barberans, en un abrigo orientado al sureste de unos 10 metros de longitud, entre 0,70 y 1 metro de profundidad y 1 metro de altura . El panel pintado ocupa una franja larga y estrecha de unos 3 metros de longitud por 0,40 de ancho, situado en la parte más alta de la pared del abrigo.

En total, se identifican 69 figuras de estilo levantino o naturalista: 27 arqueros, 4 figuras humanas, 2 huellas, 3 cabras, 1 bolsa, 3 arcos y flechas, 1 personaje particular, 1 antropo-zoomorfo, 1 jabalí, 1 cuadrúpedo y varios trazos y restos de morfología indeterminadas. De entre las diferentes figuras, destacan dos hileras de arqueros orientados a la izquierda y en la carrera, así como varios animales y huellas, que forman una posible escena de caza. Los arqueros llevan arcos, flechas y presentan un atuendo variado, plumas y diversos adornos a lo largo de su cuerpo. El grupo de arqueros de la hilera superior es el más numeroso, unos 20, y de mayor tamaño. En la parte inferior, debajo de las piernas de los arqueros más grandes, hay otro grupo de 5 arqueros más pequeños. Entre los arqueros de la hilera superior también se observa un personaje particular de apariencia mitológica y sobrenatural, con una gran cabeza de forma elipsoidal. En la base del panel pintado, hay otro grupo de figuras con un arquero orientado a la derecha en posición de disparar un arco, un cuadrúpedo y una cabra. En el pequeño techo del abrigo se documenta una escena de caza con un arquero, una cabra herida por una flecha y trazos que podrían representar restos de sangre.

En cuanto a la cronología de las pinturas, podrían datar entre el postpaleolítico y el neolítico y, por tanto, tendrían unos 8000 años de antigüedad.

El conjunto pictórico, declarado Bien Cultural de Interés Nacional, con categoría de zona arqueológica, fue incorporado al programa Corpus de Pinturas Rupestres de Cataluña dada su singularidad y espectacularidad.

El plan integral de tratamiento de las pinturas rupestres de Cocó de la Gralla ha comportado 4 grandes ámbitos de actuación: protección, documentación, conservación y difusión. En cuanto a la protección, se ha realizado el levantamiento topográfico del conjunto pictórico y se ha implementado un sistema de cierre para garantizar la conservación de las pinturas frente a posibles agresiones y así regular el acceso a las pinturas. Asimismo, con la colaboración del Parque Natural de Els Ports, se ha retirado la vegetación que ocultaba el conjunto para proteger las pinturas contra posibles incendios y permitir que el visitante las pueda contemplar íntegramente.

En el ámbito de la conservación, en 2016 se realizó un estudio integral sobre el estado de conservación y se propusieron diversas medidas que se ha ejecutado durante este 2017 y han consistido en la conservación, consolidación y recuperación del color de todo el conjunto pictórico. Entre otros resultados, la intervención ha permitido que actualmente se puedan ver figuras que antes no eran observables a simple vista.

Paralelamente a las tareas de protección y conservación, se ha documentado y estudiado el conjunto pictórico para garantizar su correcta difusión. También se ha instalado un panel informativo donde, mediante un calco, se reproducen las pinturas y un texto breve explica las características y el valor patrimonial.

Para dar a conocer este singular conjunto, el Ayuntamiento de Mas de Barberans tiene previsto incorporar la información del conjunto pictórico del Cocó de la Gralla en el Centro de Desarrollo Rural Museu de la Pauma del Mas de Barberans. Actualmente el centro ya actúa como punto de información del Parque Natural de Els Ports y trabaja para poder explicar las pinturas e integrarlas en el discurso museológico del equipamiento. Se utilizará la sala polivalente y también la terraza desde donde es visible la sierra de Godall y se pueden explicar las pinturas de acuerdo con su ubicación geográfica. El Ayuntamiento también está trabajando para facilitar el acceso al conjunto pictórico. Más adelante se elaborará material didáctico y se estudiará la gestión de las visitas guiadas. Asimismo, se pretende incorporar y tratar este activo patrimonial en el marco del discurso sobre los valores patrimoniales naturales y culturales del Parque Natural de Els Ports.

NOTA DE PRENSA del Departamento de Cultura (15 de noviembre 2017)