Accés al contingut Accés al menú de la secció
Parques de Cataluña  > Detectan tres ejemplares del ...
 
Martes, 18 de julio de 2017

Detectan tres ejemplares del amenazado Saga pedo en el Parque Natural de Els Ports

Desde los años 40 que se documentó por primera vez en la sierra de Tivissa, este insecto amenazado sólo se ha registrado en seis localizaciones en Cataluña. Sus hábitos de comportamiento y fisonomía la hacen muy difícil de detectar, a pesar de ser el ortóptero más grande del continente, de hasta 12 cm de longitud.


Saga pedo en el Parc Natural de Els Ports, julio 2017. Foto Marc Aixarch
Saga pedo en un prado del Parc Natural de Els Ports, julio 2017. Foto Marc Aixarch

Tres ejemplares hembra del ortóptero amenado Saga pedo han sido detectados a principios de julio en el Parque Natural de Els Ports, en el marco de una actividad de investigación impulsada por el Parque. El hallazgo lo hizo el ambientólogo Marc Aixarch en un prado mediterráneo seco a 1.100 metros de altitud.

Se trata de una especie singular y protegida, que sólo se ha detectado en seis localizaciones en toda Cataluña desde los años 40, cuando se documentó por primera vez en la sierra de Tivissa.

De la familia de los saltamontes y grillos, la Saga pedo es difícil de detectar, a pesar de ser el ortóptero más grande de Europa. Puede medir hasta 12 centímetros de longitud, pero sus hábitos de comportamiento, su aspecto y capacidad críptica la hacen especialmente difícil de detectar para el ojo humano.

Vive en prados, matorrales y setos abiertos, cuando hay una alta densidad de sus presas, que son otras langostas, campaneros y, ocasionalmente, alguna lagartija pequeña. Es una especie protegida en Europa, mediante la Directiva Hábitats, por su especial rareza y porque hacen una función ecológica de depredación sobre las langostas cuando son muy abundantes. También es el único ortóptero que figura en la ley de protección de los animales y está propuesta como especie en peligro de extinción en el futuro catálogo de fauna amenazada de Cataluña.

Entre otras particularidades, se trata de una especie partenogenética, ya que las hembras se reproducen sin necesitar la fecundación de un macho. De hecho la existencia de machos de esta especie es todavía un misterio, y en Cataluña no se conoce la presencia de cabeza. También se distinguen para poder mantener los huevos sin eclosionar si las condiciones de aquel año no son favorables para la supervivencia.

La primera cita en los años 40

Aunque se desarrolla en un área muy extensa desde China hasta la Península Ibérica, su presencia es muy escasa y fragmentada en todas partes. En Cataluña, la primera cita documentada de esta especie data de los años 40 en la sierra de Tivissa, y desde entonces, sólo se ha detectado de forma muy puntual y aislada en cinco áreas más: el Parque Natural de Els Ports, el Parque Natural del Cap de Creus, el Parque Natural de Sant Llorenç del Munt i l'Obac, y las comarcas del Priorat y el Alt Urgell.

El Parque Natural de Els Ports prevé hacer el seguimiento anual de esta especie.