Accés al contingut Accés al menú de la secció
Parques de Cataluña  > El Gobierno declara el Parque ...
 
Martes, 22 de septiembre de 2015

El Gobierno declara el Parque Natural de las Cabeceras del Ter y del Freser

La declaración permitirá compatibilizar la conservación del patrimonio natural con el desarrollo social y económico, dando respuesta a una demanda reiterada del territorio y consensuada con los principales agentes económicos y sociales.


Olla de Núria
Olla de Núria
Coll de la Geganta
Coll de la Geganta

El Gobierno ha aprobado hoy el decreto de declaración del Parque Natural de las Cabeceras del Ter y del Freser, que ocupa 14.750 hectáreas, repartidas entre los municipios de Planoles, Queralbs, Ribes de Freser, Pardines, Vilallonga de Ter, Setcases y Molló, todos del Ripollès. La declaración permitirá compatibilizar la conservación del patrimonio natural con el desarrollo social y económico, dando respuesta a una demanda reiterada del territorio y consensuada con los principales agentes económicos y sociales.
 
El nuevo parque natural incluye territorio perteneciente al espacio de Cabeceras del Ter y del Freser (85%) y también a otro espacio de interés natural -Serra Cavallera- (1%) e incorpora zonas que hasta ahora no estaba incluidas en el Plan de Espacios de Interés Natural (PEIN) (14%). El espacio tiene dos enclaves, correspondientes a la Vall de Núria y Ulldeter-Morens, que ya estaban excluidos del PEIN.
 
Salvo los enclaves, que tienen una notable actividad económica y atraen más de 300.000 visitantes anualmente, la actividad más destacable dentro del ámbito protegido es la ganadería extensiva, que se quiere favorecer y consolidar con la declaración del parque natural.
 
Integrarse en el parque sobre posibilidades de acogerse a ayudas y subvenciones específicos. En Cataluña, los parques naturales existentes se han convertido en dinamizadores económicos de primer orden partes donde se han implantado. Se calcula que, por cada euro invertido en un parque natural, se generan € 8,8 de valor añadido bruto.
 
La transformación del espacio implicará más reconocimiento y más capacidad de gestión. El nuevo Parque será el decimocuarto de la Red de Parques Naturales de Cataluña, y contará con un equipo de gestión, que trabajará con los siguientes objetivos principales:
 
• Conservar los valores naturales excepcionales que caracterizan el territorio
• Promover la ganadería extensiva tradicional
• Facilitar la comercialización de productos y servicios relacionados con el Parque, potenciando el turismo y las actividades de naturaleza
• Ordenar el uso público, controlando la sobrefrecuentación (carreras, travesías, trails)
• Reforzar los lazos en el otro lado de la frontera, con el Parque Natural Regional de los Pirineos Catalanes y sus reservas naturales
 
El Parque contará con una red de equipamientos y servicios, distribuidos entre los municipios que forman parte, para acoger a los visitantes y turistas, y para facilitar la gestión administrativa. Los principales accesos serán desde Queralbs, Setcases y Espinavell (Molló).
 
El ámbito del Parque
 
El ámbito define un espacio natural singular y el último ejemplo típico de la alta montaña pirenaica oriental, en la frontera con Francia. Es un territorio que se extiende entre 1.280 y 3.000 m de altura, y conserva muy bien los sistemas naturales alpinos y subalpinos, destacado para acoger especies de vertebrados delicados, así como numerosos invertebrados de gran interés y una flora de alta montaña rica y diversa.
 
Desde 1993, el espacio goza de una protección básica que le otorga el hecho de haber sido declarado espacio incluido en el PEIN y posteriormente a la red Natura 2000, pero esta protección no era suficiente para garantizar la protección de los valores naturales, geológicos paisajísticos y culturales, sin tener que renunciar a los aprovechamientos de sus recursos naturales. Además el espacio tiene que hacer frente a una intensidad creciente de diversas actividades de ocio y de deporte, que conviene ordenar y regular, en materia de uso público.