Accés al contingut Accés al menú de la secció
Parques de Cataluña  > Confirmada por primera vez la ...
 
Miércoles, 07 de marzo de 2018

Confirmada por primera vez la presencia de la lagartija aranesa en el Parque Natural del Alt Pirineu

Las prospecciones realizadas el verano pasado en el marco del Programa de Seguimiento de la Biodiversidad en el Parque han detectado por primera vez esta especie en peligro de extinción en el sector de Comagireta


lagartija aranesa

El Parque Natural del Alt Pirineu ha confirmado por primera vez la presencia de la lagartija aranesa dentro de su ámbito. El hallazgo ha sido posible gracias a los trabajos de prospección sobre el terreno que lleva a cabo desde el pasado mes de junio en el marco del Programa de Seguimiento de la Biodiversidad en el parque.

En este sentido, un equipo de 29 observadores, coordinado por el biólogo Benito Fuertes e integrado por técnicos del parque, del Equipo de Apoyo a la Conservación del Oso, del cuerpo de Agentes Rurales y de la red de voluntarios del parque, han completado la primera campaña de prospecciones, con batidas a lo largo de un total de 92 cuadrículas de 25 ha de superficie cada una, en el área más noroccidental, entre el 4 de julio y el 25 de agosto pasado.

El objetivo del programa es llevar a cabo un seguimiento de las poblaciones de lagartija pallaresa (Iberolacerta aurelioi) y aranesa (Iberolacerta aranica), dos especies endémicas del Pirineo, en peligro de extinción y de conservación prioritaria dentro del Espacio ZEC Alto Pallars.

 

Primera cita dentro del ámbito del parque

Las 21 jornadas de prospección que se han llevado a cabo en esta primera campaña han permitido localizar por primera vez ejemplares de lagartija aranesa dentro del ámbito del parque natural.

Concretamente, el muestreo por la lagartija aranesa incluyó 11 cuadrículas de 25 ha cada una, con 49 tarteras inspeccionadas. En total se localizaron 3 ejemplares en tres tarteras de dos de las cuadrículas analizadas, siempre en zonas de cresta, entre los 2,511 y los 2.559 metros de altitud, en el sector de Comagireta.

Se trata de un importante hito que supone un nuevo reto de conservación para el parque natural, por la singularidad de la especie y el delicado estado en que se encuentra.

 

Más presencia de la lagartija pallaresa

Con respecto a la lagartija pallaresa, se detectó la presencia en el 48,2% de la superficie analizada. Concretamente, en 39 cuadrículas de las 81 prospectadas. El dato supone un incremento del 74% de la presencia confirmada de esta especie en el parque respecto de datos anteriores en la misma zona prospectada del macizo del Mont-roig.

En total, se localizaron 230 ejemplares en 76 de las 248 canchales analizadas, entre los 2.024 metros y 2.633 metros de altitud, sobre todo en los valles del Nyiri, La garganta, Tres Lagos y la Coma del Forn.

Las campañas de prospecciones continuarán durante tres años, con el fin de llegar a inspeccionar la totalidad de la superficie potencial de la especie incluida dentro del ámbito del parque.