Accés al contingut Accés al menú de la secció
Parques de Cataluña  > Delta de l'Ebre  > Conózcanos
 

Conózcanos

El delta del Ebro nos ofrece un marco de naturaleza incomparable, único y singular. Es un paisaje de una gran riqueza biológica que acoge una diversidad faunística y florística de un valor incalculable. Con 320 km2 de superficie, constituye el hábitat acuático más extenso de las tierras catalanas y representa un enclave de vital importancia dentro las zonas húmedas del Mediterráneo.

Su riqueza biológica contrasta con la profunda humanización y transformación agrícola de una gran parte de su superficie. Con objeto de hacer posible una armonía entre los valores naturales de la zona y su explotación por parte del hombre, y a instancias de sus habitantes, la Generalitat constituyó, en el año 1983, el Parque Natural del Delta del Ebro. Su importancia es reconocida a escala internacional por los máximos organismos especializados.