Accés al contingut Accés al menú de la secció
Parques de Cataluña  > Cap de Creus  > Conózcanos  > Instrumentos de planificación y gestión
 

Instrumentos de planificación y gestión

De acuerdo con la Ley 12/1985, de 13 de junio, de espacios naturales, la figura del Plan Especial de Protección del Medio Natural y del Paisaje es una de las formas previstas para la ordenación y la protección de los espacios naturales (artículo 5). El Plan Especial de Protección es el instrumento más usual para la delimitación definitiva de los espacios incluidos en el Plan de Espacios de Interés Natural (PEIN) y para la adopción de normas de ordenación y protección específicas, de acuerdo con el Decreto 328/1992, de 14 de diciembre, por el que se aprueba el Plan de Espacios de Interés Natural.

Asimismo, en el cabo de Creus, el régimen básico de protección establecido por el PEIN se ha completado con la aprobación de una ley de protección específica, la Ley 4/1998, de 12 de marzo, de protección del cabo de Creus, atendiendo a la complejidad y la importancia del espacio.

El artículo 10 de dicha ley establece que el despliegue de la ley y la ordenación y la planificación del uso y la gestión del Parque Natural deben llevarse a cabo mediante tres instrumentos:

  • El Plan Especial de Protección del Medio Natural y del Paisaje
    El Plan Especial debe formularse de acuerdo con lo que establecen las normas específicas de la Ley 4/1998, pero también hay que tener en cuenta la legislación urbanística, el artículo 8.5 de las normas del PEIN y el artículo 5.1 de la Ley 12/1985, de espacios naturales.
  • El Plan Rector de Uso y Gestión
  • Planes, normas y programas específicos

 

De acuerdo con el mismo artículo 10 de la Ley de protección del cabo de Creus, estos instrumentos pueden establecer todas las limitaciones adicionales necesarias para lograr los objetivos de protección que marca la ley.

Por otro lado, el Parque Natural fue declarado zona especialmente protegida de importancia para el Mediterráneo (ZEPIM) el mes de noviembre del 2001 en Mónaco. Esta figura fue definida en uno de los protocolos del Convenio de Barcelona relativo a la protección del mar Mediterráneo contra la contaminación. En las ZEPIM se establece la obligación de proteger, preservar y administrar de forma sostenible y ambientalmente racional las zonas de valor natural o cultural especial, particularmente a través del establecimiento de zonas protegidas, así como proteger, preservar y ordenar las especies de flora y fauna amenazadas o en peligro.