Accés al contingut Accés al menú de la secció
Parques de Cataluña  > L'Albera  > Conózcanos  > Ámbitos y líneas de trabajo
 

Ámbitos y líneas de trabajo

Tal como indica el artículo 4 de la Ley de creación del Paraje Natural de Interés Nacional de L'Albera, el objetivo básico de la gestión es salvaguardar los elementos naturales que han motivado su declaración y facilitar su estudio y tutela.

 

El Área de Patrimonio Natural toma como referencia principal la Directiva Hábitats de la Unión Europea y el resto de legislación vigente. En L'Albera hay 18 hábitats de interés comunitario, así como 18 especies animales de interés comunitario, para las que se necesitan zonas especiales de conservación.
Para poder compatibilizar la gestión del espacio con su conservación y protección, se necesitan varios estudios y seguimientos de la fauna protegida, entre la que destacan la tortuga mediterránea, el cangrejo de río, el águila perdicera, el águila real y los murciélagos.
En L'Albera también se llevan a cabo estudios más generales como el Proyecto Sylvia (seguimiento de aves) y el CMBS (seguimiento de mariposas).
Como consecuencia de la información que se desprende de dichos estudios, se redactan los informes pertinentes en lo relativo a la gestión del Paraje y se efectúan o promueven actuaciones concretas de mejora, como por ejemplo el estudio de la efectividad de los pasos de fauna de la carretera de Sant Quirze de Colera.

 

El Área de Educación Ambiental y Uso Público desarrolla una serie de actividades, entre las que destacan las siguientes: visitas guiadas al Centro de Información de Can Laporta, en La Jonquera, donde hay un audiovisual y una exposición permanente sobre los valores culturales y naturales de L'Albera, excursiones guiadas gratuitas los domingos de primavera y otoño, charlas a los cursos de 6º de primaria en las escuelas del ámbito de L'Albera, y en mayo, la Fiesta de la Tortuga, dirigida también a los escolares.

 

Para finalizar este resumen de las líneas básicas de trabajo, hay que mencionar la principal amenaza para la salvaguarda de L'Albera: los incendios forestales. Hay que recordar que los veranos cálidos y secos provocan una sequía extrema en nuestros bosques y el riesgo de incendios es muy elevado. Si a esto le añadimos la tramontana, ya tendremos un panorama realmente preocupante.

También hay que tener presente que las zonas bajas de L'Albera tienen un marcado carácter agrícola que genera una actividad constante, y esto hace que aumente aún más el peligro de incendio. Es por este motivo que se llevan a cabo varias actuaciones de prevención de incendios forestales, como por ejemplo el dispositivo de vigilancia específico para L'Albera, que se realiza en verano con el apoyo de la Diputación de Girona, de los ayuntamientos y de las asociaciones de defensa forestal (ADF) de la zona.