Accés al contingut Accés al menú de la secció
 

Geología y geomorfología

El Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici constituye uno de los conjuntos paisajísticos más espectaculares de los Pirineos. Su núcleo central es formado por una gran masa de roca granítica de unos 300 millones de años de antigüedad, que gracias a las fuerzas de la tectónica y a la erosión, afloraron en la superficie.

Estas rocas están rodeadas por otras de origen sedimentario, pizarras y calizas principalmente, que sufrieron procesos de metamorfismo y plegamiento durante el Paleozoico y que ocupan principalmente los márgenes del Parque.
Mucho más tarde, en la era Terciaria y durante la orogenia Alpina, las fuerzas causantes de la formación definitiva de los Pirineos, trabajaron de nuevo sobre estos materiales que experimentaron más deformaciones e importantes fracturas que incidieron de una manera muy importante en la formación incipiente del relieve actual.

  • Cartelera Geología Aigüestortes  [PDF, 464,35 KB ]
    Cartel situado en el punto de información de Aigüestortes que muestra los principales puntos de interés geológico de este valle
  • Cartelera Geología Sant Maurici  [PDF, 582,77 KB ]
    Cartel situado en el punto de información de Sant Maurici que muestra los principales puntos de interés geológico de este valle

Las rocas graníticas

Lago Xic de Subenuix
Granito en el E.Xic de Subenuix

Estas rocas tienen su origen en grandes masas de rocas fundidas, el magma, que se encuentran en el interior de la tierra y que tienen tendencia a ascender y a encajarse en rocas preexistentes. Cuando se enfrían dan lugar a rocas ígneas y según su composición mineralógica reciben diferentes nombres: granitos, dioritas, gabros, etc.
En el Parque la gran mayoría de estas rocas pertenecen al grupo de las llamadas granodioritas y las encontraremos en zonas como el valle de Peguera, Amitges, la cabecera de la Vall Fosca, el macizo de Besiberri, Colomèrs o en el valle de Gerber entre muchos otros lugares.

 

Las rocas metamórficas

Los Encantats
Los Encantats

Este grupo de rocas provienen de la transformación de rocas sedimentarías a causa de las condiciones de temperatura y presión a que se vieron sometida. En el Parque se pueden encontrar pizarras, calcáreas, cuarcitas, esquistos, etc.
Algunas de estas rocas han dado lugar a cimas tan emblemáticas como los Encantats, formadas por calizas metamórficas. En el Montsent de Pallars y el Montorroio también encontramos calcáreas y pizarras.

 

Geomorfología

La geomorfología del Parque tiene su máximo exponente en las formas de modelado del relieve producto de los glaciares durante las glaciaciones cuaternarias. La acción erosiva de estas importantes masas de hielo, que ocuparon los valles pirenaicos, se hace especialmente evidente en este espacio natural.
Durante el último máximo glacial, hace unos cincuenta mil años, importantes glaciares se instalaron en los valles existentes. Este hecho, tuvo como consecuencia una intensa erosión del relieve y un "rejuvenecimiento" del paisaje donde los picos puntiagudos, las crestas recortadas, los grandes circos en las cabeceras de los valles y los numerosos lagos excavados en la roca son las manifestaciones más características.

 

Circos, crestas y agujas

La Valleta Seca
La Valleta Seca

Situados en la cabecera de los valles, los circos glaciales son seguramente unas de las formas más vistosas y espectaculares que se pueden ver en el Parque. Tienen forma de anfiteatro y eran los principales lugares de acumulación de la nieve y el hielo de los antiguos glaciares. De paredes casi verticales, se encuentran separados entre ellos por afiladas crestas que cuentan con picos afilados y puntiagudos que algunas veces pueden haber quedado aislados si la erosión glacial de sus vertientes fue muy intensa. 
Hay cientos de ellos, pero por su importancia y espectacularidad podríamos destacar los de Amitges con sus famosas agujas, el de Colomèrs uno de los mayores del Parque, los de Peguera, Gerber, Dellui y Morrano;  los de la Vall Fosca y los de la parte alta de la ribera de Caldes de Boí, donde destaca la cresta de Travessani formada un conjunto de agujas de gran belleza.
Una gran mayoría de estos circos contienen entre sus paredes un gran número de lagos que hacen que éste lugares, tan inhóspitos de entrada, cuenten con un atractivo especial.

 

Los valles

Vall de Ruda
Valle de Ruda

El paso de los glaciares dejó una huella muy evidente en los valles ampliándolas y haciéndolas más profundas. Presentan un perfil transversal en forma de "U" muy característico y un escalonamiento longitudinal más o menos marcado,  desde la cabecera hacia la parte baja. Los valles principales actuaban de receptoras del hielo de un conjunto de valles secundarias que, una vez desaparecidos los hielos, confluyen con la principal salvando importantes desniveles mediante cascadas espectaculares.
 

Los lagos

Lagos de Trescuro
Lagos de Trescuro

Los lagos son sin ningún tipo de duda uno de los principales elementos que identifican este espacio natural. La mayoría son producto de la excavación del sustrato rocoso por parte de los glaciares, los lagos se encuentran repartidos por todo el territorio del Parque. La dureza de las granodiorites dificultó esta excavación, pero también ha influido de manera decisiva en su conservación posterior.
La mayoría se encuentran en la base de los circos, y acostumbran a ser los más profundos, mientras que solamente algunos, como los de Sant Maurici o el Llong, se encuentran en el fondo de los valles. Son de estacar algunos lugares donde la concentración de lagos es particularmente intensa como son los circos de Colomèrs y el de Peguera y las cabeceras de la Vall Fosca y la ribera de  de Boí.
La sabiduría popular ha bautizado estas masas de agua ya sea porsu forma como el Llong, Redó, Tort, Mangades; por su color, como los Negres, Blau o Roi; por su situación como los del Cap del Port, els Gelats (los que se encuentran a mayor altura), o por la fauna que contienen como el de los Barbs, y los de las Gargolhes y los Cabidornats (ranas y renacuajos en aranés), etc.

 

Las “aigüestortes”

Planell d'Aigüestortes
Llano de Aigüestortes

Uno de los lugares más conocidos y visitados del Parque es el llano de Aigüestortes, donde el agua del río de Sant Nicolau transcurre de forma mansa haciendo meandros entre ciénagas, prados y pinos negros y que se puede recorrer fácilmente gracias a las pasarelas de madera que facilitan incluso el acceso a personas discapacitadas.
Este paraje que se encuentra en la confluencia entre los valles de Morrano y de Sant Nicolau, había sido un antiguo lago, pero la aportación de sedimentos por parte de ríos y barrancos acabó rellenando completamente esta antigua cubeta que así se transformó en uno de los lugares más bonitos del Parque y que incluso le dio nombre.

 
Fecha de actualización: 03.09.2009