Accés al contingut Accés al menú de la secció
Parques de Cataluña  > Aigüestortes y Estany de Sant Maurici  > Conózcanos  > Historia de protección del Parque
 

Enlaces relacionados

Historia de protección del Parque

A finales de septiembre de 1955, el general Franco visitó los Pirineos para inaugurar diferentes centrales hidroeléctricas en esta zona. Después de dormir en la residencia de la Farga, en Boí, la visita incluyó el paso de la comitiva por el Portarró, de camino hacia Espot. Un mes después, de acuerdo con una antigua ley de parques nacionales promulgada el año 1916, fue creado el Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici por decreto el 21 de octubre de 1955 (BOE nº. 325, de 21 de noviembre de 1955).

Originariamente tenía sólo 9.851 ha y se convirtió en el quinto parque nacional del Estado español y el segundo de los Pirineos, después del Parque Nacional de Ordesa. Paradójicamente, la propiedad de la mayor parte del territorio era privada, cosa que permitió la explotación forestal hasta el año 1975. Además ha estado parcialmente afectado por todo un sistema de explotaciones hidroeléctricas, las cuales representan impactos ecológicos y paisajísticos fuertes. Estas explotaciones hidroeléctricas están sometidas a un régimen de concesión.

Actualmente, el único aprovechamiento tradicional y centenario es el mantenimiento de las explotaciones extensivas ganaderas por parte del ganado local de los pueblos de los alrededores.

La Ley estatal de espacios naturales protegidos, de 2 de mayo de 1975, reguló de nuevo los parques nacionales y estableció la necesidad de reclasificarlos con el fin de adaptarlos a los criterios internacionales.

En 1988 se promulga la Ley 7/1988, de 30 de marzo, de reclasificación del Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici, con la finalidad de establecer un régimen jurídico especial para preservar el espacio de todas las intervenciones que pueden alterar la fisonomía, la integridad y la evolución de sus sistemas naturales.

El ámbito territorial reunía una superficie de 10.230 ha de los términos municipales de la Vall de Boí (Alta Ribagorça) y Espot (Pallars Sobirà). Una novedad de la ley era la delimitación de una zona periférica de protección con el fin de garantizar una completa protección de los recursos naturales que justificaron la creación del Parque y de evitar los posibles impactos ecológicos y paisajísticos del exterior. Por otra parte, se definía una zona de influencia socioeconómica formada por los términos municipales de la Vall de Boí, Espot, Vilaller, Vielha e Mijaran, Naut Aran, Alt Àneu, Esterri d'Àneu, la Guingueta d'Àneu, Sort y la Torre de Capdella. La composición del Patronato y los límites de la zona periférica de protección, así como las actividades permitidas en esta zona, fueron redefinidos por la Ley 22/1990, de 28 de diciembre, de modificación parcial de los límites de la zona periférica de protección.

El Decreto 234/1996, de 15 de julio, amplió el Parque por la umbría de Sant Nicolau y las cabeceras de la Ribera de Caldes a partir de una finca propiedad de ICONA traspasada a la Generalitat. La ampliación aumentó la superficie protegida del Parque hasta las 14.119 ha, y dejó sólo 231 ha de propiedad privada. Por su parte, la zona periférica creció hasta las 26.733 ha.

El Parque se gestiona de acuerdo con la legislación autonómica. A pesar de eso, se establecen organismos de coordinación entre las administraciones autonómica y estatal.

Fecha de actualización: 03.09.2009