Accés al contingut Accés al menú de la secció
 

Visítenos

El Parque Natural de Els Aiguamolls de l'Empordà es una de las zonas naturales más conocidas y emblemáticas de Cataluña, puesto que su creación, en 1983, fue consecuencia de una campaña larga e intensa, iniciada en 1976, para detener un proyecto de urbanización que pretendía construir una marina residencial para 60.000 personas en el sistema lagunar situado entre las desembocaduras de los ríos Muga y Fluvià.



Las marismas de L'Empordà ocupaban en el pasado casi todo el llano de la bahía de Roses y del Bajo Ter. Para hacernos una idea, el macizo del Montgrí se encontraba aislado por las aguas, y los griegos fundaron Empúries sobre una isla entre las antiguas desembocaduras de los ríos Fluvià y Ter.



Aquella extensa área de marismas fue desapareciendo a causa de la desecación para aprovechamientos agrícolas y ganaderos, para evitar el paludismo y, a partir de los años sesenta, a causa de la especulación urbanística. 

Si en 1976 no se hubiera iniciado la campaña de defensa, actualmente no quedaría ningún vestigio de este humedal.



En 1983, el Parlamento de Cataluña aprobó por unanimidad la Ley de protección de Els Aiguamolls de l'Alt Empordà. Los de El Baix Empordà, es decir, la zona del Bajo Ter y de Pals, se quedaron fuera de dicha ley, pero finalmente han sido incluidos en el Plan de Espacios de Interés Natural (PEIN) y se espera que a la larga lleguen a ser reservas naturales.